Torneo

Empate superclásico en el Monumental

En el primer Superclásico jugado en cancha de River, Boca empató 1 a 1.

Las Gladiadoras visitaron a River Plate en el Monumental, en la primera vez en la historia en que la cancha albergó un partido de fútbol femenino. Empataron 1 a 1 con gol de Urbani para Boca y de Del Trecco para River.

La historia, más viva que nunca, decía presente. La pelota vestida de gala, preparada para rodar en el césped que tanto se cuidó para que ellas pudieran jugar ahí. El historial se hacía huequito en la tribuna, preparado para ser actualizado. Partido, un domingo a las cuatro de la tarde, un clásico de fin de semana. Sí, el superclásico femenino por primera vez en la historia que se ponía en escena, con un estadio mítico como escenario, el Antonio Vespucio Liberti, o como todos lo conocemos: el Monumental, considerado como uno de los más grandes de América.

Casi 26 mil personas lo vieron desde su casa, alrededor de mil personas tuvieron la vista privilegiada que les otorgaban los asientos desde la tribuna.

El equipo liderado por Daniela Díaz abandonó por esta fecha el ‘River Camp’ y se adentró en la aventura que presentaba el clásico en Núñez. Sobre la mesa, se ponía en juego el honor, la pasión, los colores, el escudo, el orgullo y la historia. También, quien iba a acompañar a UAI Urquiza en la punta de la tabla. Ambos líderes, con puntaje ideal y vallas invictas. Podía ser para cualquiera, era un a todo o nada.

Desde el segundo cero y hasta que se cumplió el primer tiempo, el equipo de Jorge Martínez se adueñó del partido. Tuvo la pelota, buscó hacer su propio juego, y si bien River presionó para llevarlo hasta el límite, el descuido se hizo realidad cuando el xeneize aprovechó para generar el error. A los 5′, Daniela Pontel liberó su arco cuando salió a despejar y Amancay Urbani con su destreza y velocidad abrió el cofre mágico y sacó un gol. Ese fue el momento exacto en el que la santafesina se convirtió en la primera jugadora de la historia del fútbol femenino en argentina en realizar un gol en el Monumental.

Luego de eso, se vio un equipo corto, móvil, con sus extremos en constante movimiento, si perdían, recuperaban. El Boca con su juego habitual, trataron de plasmar todo su fútbol y experiencia. Así que, mientras las Gladiadoras estaban cómodas, las Millonarias solo querían que terminara para ir al vestuario a buscar un poco de motivación.

En la segunda mitad, el visitante no se conectó y el local hizo valer, cayendo en la redundancia, la localía. River salió intenso, motivado, enchufado, se llevó todo por delante. Al parecer pudieron encontrar todas las respuestas que necesitaban.

‘Movilidad’, palabra y herramienta clave, la cual usaron para poder luchar y sobreponerse en la adversidad que presentaba la batalla de las Gladiadoras. La peligrosidad de la pelota parada y la falta de espacios para atacar, sumado a la falta de posesión del balón, condicionó a un Boca que pasó de ser dueño del partido a estar incómodo y con muchas dudas. A eso, le agregamos como ingrediente la mala comunicación que hubo en el momento, entre Laurina Oliveros y Adriana Sachs, y que Martina Del Trecco supo aprovechar para empatar el encuentro.

Para ambos era empezar de cero. El conjunto vestido de amarillo (en honor a Casa Amarilla) estaba más desordenado que nunca, los roles se invirtieron y las de la banda roja se hicieron dueñas y señoras en su propia casa.

Esta historia finaliza, en medio del inconformismo del empate en uno, un ataque de ‘las millo’ que podía ser clara chance de gol, cortado por ‘la Doc’ Mayorga chocando hombro con hombro a Pereyra, María Laura Fortunato en su interpretación sacó roja sin dudar un segundo. Boca Juniors quedó diezmado y sin una explicación lógica de lo que había sucedido segundos antes. Como consecuencia, sobrevivieron los malos cambios, la sensibilidad de la jueza del partido para con las de la Boca y varias tarjetas amarillas injustas.

Ante este resultado, ambos suman un punto (13 pts.), quedando debajo de UAI Urquiza (15 pts), único puntero del campeonato.

En el historial, se suma un partido más a los 63 que había, 14 empates, 36 victorias para las de azul y amarillo y solo 14 derrotas. En el marcador, 133 goles a favor, 72 en contra.

Por la fecha número 6, Boca recibirá a Gimnasia y Esgrima de La Plata.

 

11 de Boca: 1 Oliveros; 4 Cruz; 25 Sachs; 23 Mayorga; 20 Dos Santos; 5 Preininger; 18 Huber; 8 Gómez Ares; 7 Urbani; 9 Ojeda; 11 Rodríguez ©.

Suplentes: 22 Tortolo; 2 Espíndola; 3 Barrios; 6 Ghigo; 10 Morán; 13 Palomar; 14 Recanati; 26 Priori; 27 Flores.

Cambios: Espíndola x Gómez Ares // Palomar x Ojeda // Priori x Urbani // Flores x Huber.

 

11 de River: 14 Pontel; 4 Melgarejo; 2 López; 6 Mereles; 23 Felipe; 10 Morcillo ©; 9 Pereyra; 20 Costa; 11 Birizamberri; 19 Del Trecco; 18 Lonigro.

Suplentes: 1 Esponda; 13 González G.; 16 González M.; 17 Santos; 24 Ludeña; 15 Vargas; 8 Vénica; 28 Domínguez; 21 Holzheier.

Cambios: Vargas x Birizamberri // Domínguez x Del Trecco // Holzheier x Lonigro

 

Tarjetas amarillas: Felipe (RP), Cruz (BJ), Mereles (RP), Rodríguez (BJ), López (RP), Espíndola (BJ), Palomar (BJ).

Tarjetas rojas: Mayorga (BJ).

 

Autoridades del encuentro

Árbitra: María Laura Fortunato.

Asistente 1: Mariana De Almeida.

Asistente 2: Daiana Milone.

4° arbitra: Luciana Sánchez.

 

Deja una respuesta

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios