Selección

Gladiadoras de París

Con voluntad titánica, Argentina empató ante Escocia tras ir perdiendo por tres goles

Argentina igualó ante Escocia por tres a tres (3-3) luego de encontrarse en caída libre cayendo por tres a cero. Milagros Menéndez y Florencia Bonsegundo -en dos ocasiones- marcaron para las nuestras. El partido tuvo un final dramático debido a que la Albiceleste llegó a la igualdad gracias a la intervención -dos veces- del VAR y así consiguió el empate sobre el final.

La Selección Argentina obtuvo un resultado histórico que, además de permitirle soñar aún con la clasificación, recompensó la actitud y el trabajo sostenido en el tiempo por sus jugadoras. La travesía mundialista podría haber dicho adiós en el duelo ante Escocia, pero la trascendencia del papel argentino en esta Copa del Mundo podría ser un punto de inflexión de cara al futuro.

El partido en sí se mostró cauteloso desde el inicio por parte de ambos equipos, conscientes del todo lo que había en juego. Muchas imprecisiones protagonizaron el inicio, pero pasados los primeros minutos, la Albiceleste empezó, lentamente, a familiarizarse con el dominio y pese a no ser punzante, dictaba el ritmo de juego mientras Escocia esperaba el contragolpe.

La más clara del mundial para las dirigidas por Carlos Borrello llegó sobre los 17 minutos: gran jugada entre Stabile y Banini, luego Bonsegundo centró para que Larroquette estrellara el travesaño con un certero cabezazo. Luego, tras el rebote, Jaimes no pudo capitalizar la ocasión de gol debido a una intervención de la arquera Alexander.

Sin embargo, la suerte no estaba del lado nacional porque segundos después, Escocia marcaría el uno a cero (1-0) parcial luego de una penetration de Erin Cuthbert que acabó definiendo Kim Little, volante del Arsenal. Tras el gol, el partido vivió nuevamente una merma en su intensidad y prácticamente sin nuevas acciones de riesgo se llegó al entretiempo.

El complemento inició de la peor manera posible. El equipo europeo salió a jugar intentando dominar física y territorialmente a las argentinas que, a casi cinco minutos del inicio, acabaron concediendo un segundo gol que ponía en serio problemas la clasificación a octavos (0-2).  Sobrepasada por la situación, la selección nacional no lograba hacer pie e incurría constantemente en infracciones. Sobre el cuarto de hora, Estefanía Banini -de regular rendimiento- dejó la cancha en lugar de Milagros Menéndez.

A falta de veinte minutos, la atacante del Chelsea Erin Cuthbert, capturó un rebote en el palo tras un córner y parecía sentenciar la historia anotando el tres a cero para las celtas (0-3). Tiempo después, Soledad Jaimes dejó el terreno para que ingrese Daniela Ippolito.

Sin embargo, el encuentro aún traería más acción: primero, la ingresada Menéndez convirtió el descuento parcial y el primer gol argentino en el mundial. Momentos después, Bonsegundo (la mejor argentina del partido) realizó un magnífico disparo desde fuera del área para acortar diferencias y darle esperanza a la Albiceleste (2-3).

Todavía, lo mejor estaba por venir: a puro amor propio, Argentina empujó a las escocesas contra su propio arco y consiguió lo que parecía imposible. Una patriada de Cometti en el área acabó con ella siendo derribada y, tras una eterna revisión a instancias del VAR, se convalidó penal a favor de las nuestras. Florencia Bonsegundo, encargada de ejecutarlo, vio su remate ir directo hacia la arquera Alexander que parecía vestirse de héroe, pero una nueva revisión del VAR otorgó una nueva chance a la sudamericanas (por supuesto adelantamiento de la arquera escocesa) y esta vez, la atacante de Morteros no falló y decretó el tres a tres final (3-3).

Tanto Argentina como Escocia podrían haber tenido alguna ocasión más para intentar llevarse la victoria si no fuera por el escueto tiempo de adición que señaló la jueza norcoreana. Pese a todo, la Selección Nacional realizó lo que podría considerarse una hazaña y se aferrará a la ilusión que todavía está latente para clasificar a la segunda ronda. Deberá aguardar que tanto Chile-Tailandia como Camerún-Nueva Zelanda acaben en empate y el pasaje a octavos estará asegurado. De todas maneras, esta Copa del Mundo quedará en la memoria de todos.

Correa; Bravo, Barroso, Cometti, Stabile; Benítez, Santana (Mayorga); Larroquette, Banini (c) (Menendez), Bonsegundo; Jaimes (Ippolito).

Deja una respuesta

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios