Torneo

El laboratorio de Meloni: análisis del equipo campeón

La idea del entrenador xeneize siempre se nota al momento de ver jugar a las Gladiadoras. En esta nota veremos parte de ese trabajo.

Boca venció 7-0 a River en la final del segundo torneo profesional de la historia, ya que el primero quedó vacante, debido a la pandemia. Más allá de la goleada justa de las Gladiadoras, hablaremos sobre la idea del técnico en esta final.

Sistema de Juego:

Christian Meloni viene de la rama del futsal con conocimientos muy tácticos, es detallista, le gusta que sus equipos siempre propongan jugar, dominar posicionalmente, ejercer presión alta, tener la pelota y crear espacios en la movilidad de la misma. Su sistema de juego es un 4-3-3, pero es un esquema flexible, ya que otras de las particularidades que tiene Melo es justamente tener jugadoras polifuncionales en su plantel: laterales que se proyectan, centrales con buena salida, una 5 de juego, dos internos de se proyectan al ataque, pero también se comprometen con la recuperación, dos extremos y una centro delantera goleadora, pero que puede salir del área y hacer jugar al equipo.

Estadísticas final Torneo Transición:

Metiéndonos en lo que fue la final suplerclásica histórica del 19 de enero de 2021 en el Estadio Amalfitani, las Xeneizes tuvieron mayor posesión de la pelota (55%) dando 312 pases correctos de 390 en total (80%). A pesar de lo que muestra el marcador final fue un partido donde hubo muchos duelos; Boca (52) tuvo una ligera superioridad ante River (48). Poniendo estos números en sectores de la cancha encontramos que el equipo de Meloni recuperó mucho más en campo contrario con 28 pelotas sobre 14 de las Millonarias, recuperaron hasta dentro del área que custodiaba Brenda Molinas. Esto se debe a la presión alta que se ejerció tanto de parte de las centrales como en los laterales de River; las recuperaciones a las espaldas de Moreno y cerca de la línea central, pero en campo contrario fueron uno de los focos de creación de peligro. Las recuperaciones de las Millonarias solamente llegaban a dos tercios del campo.

La efectividad siempre es un punto a remarcar y más cuando se convierten tantos goles. Las Gladiadoras ingresaron 14 veces al área y de 19 contraataques que tuvieron 8 terminaron en remates (42%). Los 7 goles fueron desde posiciones centrales, frente al arco para poder definir, esto es un gran trabajo tanto de movilidad colectiva para generar espacios como de las encargadas de meter centros o pases buscando a la compañera mejor ubicada.

Boca no tuvo mucho juego de pelota parada, dos centros: uno al área chica y otro al punto de penal, luego dos tiros de esquinas que buscaron ser olímpicos. Mientras que River centralizó muchos sus envíos aéreos de pelota parada todos al punto del penal que fueron neutralizados, en gran parte por Laurina Oliveros que salió a cortar varias veces.

En rubros estadísticos, se remarca a las dos laterales de Boca: Eliana Stabile como la jugadora que más pases dio en el partido (51) y Julieta Cruz que fue la que más pases correctos dio (36). Carolina Troncoso, por el sector derecho del ataque, ganó 7/8 dribbles/regates. Gran acierto de Meloni ponerla en el sector derecho del ataque. Y Lorena Benitez fue la mejor en efectividad de pases correctos en porcentaje 34/36 (94%), además recuperó 8 pelotas más del doble que cualquier otra jugadora.

Todos estos números sirven para demostrar que la goleada estuvo más que justificada mediante un trabajo meticuloso que viene haciendo Boca. Si a eso le sumamos la mala tarde de las rivales, los números ratifican que a las Gladiadoras no les podés dar un espacio. Y por eso, y por su trabajo de años, son las primeras campeonas profesionales femeninas de las historia del fútbol.

Estadísticas por @NwslAnalitica

Deja una respuesta

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios