Torneo

El antecedente de la final en la Supercopa Femenina

En el 2015, Boca se enfrentó a CASLA, ganó 2 a 1 y dio la vuelta.

El antecedente más inmediato de una final entre Boca Juniors y San Lorenzo es la Supercopa Femenina de 2015, donde ambos equipos llegaron a la última instancia y las en ese entonces dirigidas por Marcela Lesich se consagraron campeonas.

En aquel 7 de noviembre de 2015, el resultado fue un 2 a 1 favorable para las Xeneizes, con una remontada, porque comenzamos perdiendo 1 a 0 con gol de Mica Cabrera, que por ese entonces vestía los colores del rival de mañana. Los dos goles para cambiar la historia fueron de la Pantera Yael Oviedo, quien es la máxima artillera en los clásicos ante CASLA.

Boca accedió a esa final tras derrotar a Luján en octavos de final por 7 a 2, en cuartos, venció 8 a 2 a Huracán, en semis la victoria fue 4 a 0 ante Villa San Carlos.

Esa final se festejó muchísimo, porque Boca había perdido el campeonato de liga en manos de San Lorenzo, justamente en 2015. Lo que no sabíamos en ese momento es que sea Supercopa iba a ser el último título después de mucho tiempo, hasta que en 2020 ganáramos el Torneo de Transición de ese año.

¿Cómo formó Boca en aquella final?

Riolfo; Yanacón, Arrien, Molina, Ollivier; Vallejos, Cometti, Bravo; Bueno, Ojeda y Oviedo. Suplentes: Ferreyra, Míguez, Curril, Teisseire, Galliotti, Stabile y Gómez Ares. DT: Marcela Lesich.

De aquellas Gladiadoras, hoy Boca aún tiene a Vallejos, Ojeda, Stabile y Gómez Ares.

Así se festejó:

 

Deja una respuesta

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios